Desde sus orígenes, hacia mediados del siglo XIX, la Sociología se ha presentado como la ciencia capaz de reflexionar sobre la sociedad moderna industrial. Entre sus muchos desafíos, la diferenciación social se ha conformado como un objeto de indagación constante, en tanto conforma un proceso social constitutivo. Aún más, a partir de la reflexión sobre la diferenciación social es que es posible pensar la identificación como un modo de autopercepción (en términos de conformación de la propia subjetividad) que necesariamente se vincula de modo dialéctico con la categorización que los “otros” hacen de uno mismo. En virtud de ello, la identificación se conforma en una dialéctica social que exige considerar la conformación de configuraciones culturales contingentes que operan como marco de significación de las prácticas sociales, al mismo tiempo que tales prácticas se objetivan en un conjunto complejo de elementos socioculturales que operan como “estructura”.

Si bien la diferenciación social es constitutiva de la mismidad y la otredad, resulta necesario reflexionar en términos sociológicos acerca de la construcción ideológica de la diferencia, la cual conduce a diversas formas de jerarquización social que pueden subsumirse bajo la categoría conceptual de discriminación. Con ello, la discriminación social también es un fenómeno sociológico omnipresente, y en virtud de sus consecuencias notables sobre la actuación social de individuos y grupos sociales, requiere de una revisión por medio del aparato conceptual que la Sociología ha producido (y sigue produciendo) para revelar sus condiciones, agentes, consecuencias y demás.

A partir de lecturas teóricas, el análisis de diversas fuentes críticas de los autores relevantes y ejercicios de aplicación, se pretender introducir a los participantes en las problemáticas centrales de la diferenciación social y la discriminación, en sus diversas formas y ámbitos institucionales de aplicación, con el objetivo de encontrar claves interpretativas para la realidad del presente. Asimismo, se pretende dotar a los participantes de las herramientas necesarias para que puedan realizar una crítica fundamentada sobre las limitaciones y alcances de los desarrollos conceptuales presentados, de manera tal de colaborar en la conformación de un espíritu crítico de permanente indagación y elaboración de nuevas ideas sobre la realidad social.

Al finalizar el curso se espera que los participantes reconozcan y manejen diferentes conceptos teóricos generales, aplicables al objeto de estudio, con el objetivo de colaborar en su capacidad de análisis y discusión.